viernes, 22 de junio de 2012

Je t'aime, tu sais.

Je t'aime quand tu pleures, et quand tu ris.
Je t'aimais hier, et je t'aime aujourd'hui.
Je t'aimerais dans le pire et dans l'horreur.
Je t'aimerais jusqu'au dernier souffle de mon coeur.
Tu sais bien que je déteste les choses à moitié,
viens dans mon lit pour finir, pour me faire oublier.
On sera ensemble, on sera les deux, toi et moi, un seul.
Je te promets de cacher le passé, et effacer, les éteules.
Mes yeux te diront ce que mes mots n'osent pas t'expliquer.
Ma vie sera tienne, et la tienne sera de deux...

Cruel gota. Dulce espina.

Nunca fuimos nada, y sin embargo, siempre seremos todo.
Un escalofrío recorre todo mi cuerpo, la cálida gota que marchita mi vida. La gota que hiela, y congela. No sé si deba hacerlo. Duele... y me obsesiono, y lloro; sin apenas notarlo. La misma gota. Retumba. Se escapa. Vuelve, me persigue. No puedo. Ya no más. Pero, sin embargo sonrío, o lo intento al menos. Río, mas lloro por dentro. Finjo, pero se me cuelan los sollozos. Se marcharon hasta mis pensamientos; ni hablar siquiera de aquellos sentimientos... Vuelve aquel perfume. Olores familiares. Mejor morir a seguir así viviendo. Del recuerdo. Mejor dejar de latir o no sentir. Sentir un corazón en mi pecho. Pienso, ya ni siquiera vienen los recuerdos. Lloro, y ya no tengo nada dentro. Se llevó la poca razón que me quedaba. Desde mis adentros, grito, no oyes nada. Te canto, te sigues alejando. Yo ya no puedo hacer más nada. Nada más tengo para darte. Escápate. Cruel gota. Cruel al marchitar la bella flor. Al intentar quitar esa sonrisa que matabas. Brillar para conseguir la armonía. Cruel gota, vagas por ahí... vete, vete sólo si quieres irte. Y si te vas, recuerda no volver. Jamás. Cruel gota enlazada con viejas espinas, me consumes. Me aniquilas desde dentro. El más profundo viento que resopla. Lo destrozas. ¡Cruel gota!. ¿No elegías irte?. Pues vete. No regreses. Cruel gota, no sabes cómo dueles. Dulce espina. Te clavas en mi vida, me acostumbro y te vas. ¿A qué viniste?. ¿Venías a hacer sangrar el dolor que me estremecía?. Lo conseguiste. Arruinaste la leve esperanza que aún quedaba. Pues mejor. Ya no me haces ninguna falta...

miércoles, 20 de junio de 2012

Give me the last dance.

-No llorarás más, pequeña, ya no, porque aquí estoy yo.
+Creí que... pensé que... No sabría que vendrías... Yo...
-Shhh, tranquila, mírame, aquí estoy, ya no me iré. No te dejaré.

¿Te atreves?. Llega, ahora. Tic tac. Mi tiempo se acaba. Ven ya.
Vamos, yo sé que tengo el carácter muy fuerte, que soy muy difícil a veces. Sé que no hay quien me entienda; que tengo la altanería muy alta, y el orgullo por las nubes; sé que me pongo nerviosa por cualquier cosa. Sé que soy muy impaciente, tanto que no me aguanto ni yo misma; sí, soy muy insoportable a ratos, casi siempre... sé que soy muy egocéntrica, tanto que me importa una mierda el mundo, todo el mundo, excepto tú... también sé que estoy muy loca, y cuando mi locura se contagia de tus sonrisas, me vuelvo más loca aún, sí, seguro que parezco idiota, que lo soy, pero seguro que lo parezco aún más. Sé que me desquicio fácilmente, sobre todo cuando algo no me sale bien; y por otro lado, desquicio a la gente, sí, también lo sé. Sé... sé... sé muchas cosas, muchas, demasiadas. Ah sí, también sé que me haces falta.
Sé que tengo muchos defectos, más defectos que virtudes, yo lo sé. Sé que no tengo nada que ofrecerte, que mi corazón ya lo tienes; que mi vida no vale nada, a no ser que tú la llenes; que mis labios no son especiales, a no ser que tú los beses; que mi mirada no luce alegría, a no ser que tú me mires; que mi cuerpo no es el mejor para perderse, a no ser que quieras que sea tuyo. Entonces, será tuyo, pero ven. Al menos, si te atreves, ofréceme un último baile, una última velada, tú y yo solos, en mi almohada, aquella que tanto sabe, que tanto calla. Ofréceme un último roce, tu boca y la mía, un último beso, el último beso. Pero ven.

+Prométeme que no te irás, que no me dejarás. Promételo, y que sea verdad.
-Te lo juro.
+¿Siempre, siempre?
-Si siempre significa que ahora y mientras dure, entonces, siempre.
+No había querido tanto, nunca antes.
-Yo no había querido a nadie que me quisiera tanto...
+Por eso te quiero más que nadie.

jueves, 14 de junio de 2012

All around the world.


Me niego a ser una muñequita de porcelana; de esas que no hablan, ni pelean con palabras. Me niego a ser una piedra más, un obstáculo del camino de la vida; pues el obstáculo me lo tienen que poner a mí, soy yo la que tiene que aprender a ser fuerte, aprender a retar a la muerte, venciendo, y, por supuesto, siempre por encima de lo inerte. Me niego a ser una de aquellas figuras que maneja el destino a su antojo. Me niego a que cuando todo acabe yo no haya sido nadie. Me niego rotundamente. No, yo no seré una de esas, no voy a ser una más, ni pienso serlo ahora, ni al final. Si tengo que ser otra, yo seré la otra. Aquella otra, la definitiva, la que se queda, la que pelea, y la que más ganas tiene; sí, seré esa otra a la que no podáis contagiar, ni siquiera observar; seré aquella por la que debáis temer, aquella a la que no querréis perder...
¡Yo soy aquella a la que buscabas en las noches de tormenta, tu princesa de las hadas!... Yo soy la chica a la que siempre mirabas, la que desde las esquinas, te observaba; escondida, desconfiada... y a la que tú sonreías, ¡sin darte apenas cuenta del daño que hacías!. Y sí, soy aquella, la misma tonta de siempre, que ahora ha cambiado, ha vuelto con más ganas, más fuerzas, más valor, y mayor confianza... Soy la misma de la que tú pasabas... Aquella que lloraba cada noche, y se quejaba a su almohada porque tú la rechazabas... Pero ahora, ahora eso ha cambiado, ahora aquella ya no es la misma estúpida. Aquella dejó las lágrimas y el dolor, aquella ya pasó a mejor vida. Ahora llega la indiferencia, para obedecer al destino, a lo que ya está escrito. Aquella ha pasado a ser dueña de los mitos. Ahora es dueña de sí misma, ya no es rehén de nadie, ni menos de un corazón que ni siente, ni padece. Ya no es rehén de nadie que no le pertenece. No es rehén de nadie que condene su ternura, de nadie que no sepa valorar lo que es el amor y la locura. Ahora sonríe y es más fuerte. Ahora no se queja, sólo vigila, y, sigilosamente asiente. Ahora ha pasado al estoicismo, ha pasado a aprender a pasar del egoísmo. Nada la podrá detener, ahora más que nunca, no se va a dejar vencer. Ahora más que nunca, es la que tiene el poder. Sólo ella se puede retener. Ya no cree las mentiras de la gente, ya pasa de toda esa sociedad sin mente... Porque la razón la ha llevado a ser aún más valiente, ahora todos admirarán la verdadera imagen de alguien que ha aprendido la base de ser fuerte.

martes, 12 de junio de 2012

Ser tu sueño.

Cuando despierte, quizá tú ya no estés,
tal vez te hayas ido, para no volver...
O, incluso puede que nunca hayas llegado; no lo sé.
Tan sólo sé que no quiero despertar.
Ni quiero, ni puedo, ni tampoco debo...
Pero, no quiero, no para seguir soñando,
sino... ¡para que tú seas mi sueño!.

domingo, 10 de junio de 2012

Peu importe le monde, je t'aimerai jusqu'au fond.

Noviembre de 1988, París. (Veinte años después de Mayo del 68). Allí estaban, en la ciudad del lujo, de la pasión, de la exclusividad, de la moda, de la luz, de la noche, de la fama... del amor. El tímido viento resoplaba dándose lugar a una cálida brisa que a puertas del Sena, se asemejaba al paraíso, ¡aquello era el paraíso!. Nicole no podía dejar de imaginar lo que había sucedido meses atrás, en verano, cuando ella aún era inocente, apenas una niña. Pero, como dicen por ahí, para pasar de un extremo a otro, sólo es necesario un paso, sólo una acción y pum, ya estás en otra dimensión. Como del amor al odio, y de lo puro a lo impreciso; como del día a la noche.
Nicole pasó aquel verano fuera de casa, era el primero. Nunca antes había viajado -pese que era su pasión-; con 18 años recién cumplidos tomó rumbo hacia lo desconocido. Ni siquiera se imaginaba lo que iba a pasar.
Y allí estaba ahora, tras todos esos sentimientos ocultos que vivió... que vivieron los dos. Estaba sola, esta vez ella sola, reviviéndolos de nuevo.

Parce que quand il y a de l'amour, quoiqu'il quitte, toujours ça reviens.
Il lui disait toujours de ne l'oublier jamais dans ses jours, c'est ça ce qu'elle fait, elle reviens pour lui parler, pour lui dire au revoir, mon amour, je t'aimerai jusqu'au toujours.
C'était Paris son premier séjour, c'était là-bas où elle a connu l'amour... C'était son premier voyage, c'était inoubliable, á la fois marveilleux que condamnable... Ses jours finissent et elle lui parle, la vie passe... Et elle désespère pour amour inexplicable.

You won't need me.

Sólo pido que si te olvido, no pienses que te olvidé.
Sólo piensa que acepté que no te iba a tener.
Sólo pido que si te olvido, no me olvides.
Sólo pido que si me olvido, vengas a traerme del olvido.
Sólo dime ven y yo me iré contigo.

Lo dejaré ir, te olvidaré para volver a reír.
Creeré que tú nunca me llegarás a sentir,
para así convencerme, y marchar de aquí.
Quizá no deba, pero lo haré por ti.

Broken heart.

A ella le gustaba oír las hojas caer mientras los pájaros cantaban, brotando de árbol en árbol en los jardines de la urbanización. Le gustaba mirar a la gente, mientras la vida pasaba y ella esperaba a nadie sabe qué o a quién. Le gustaban las cosas sencillas, corrientes, no se complicaba demasiado, la verdad. Lo hacía todo muy normal, tranquilo, no aburrido, sin más, tranquilo. Se daba una vuelta por la urbanización todas las tardes, sobre las 8 de la tarde, cuando el sol estaba cayendo y no había nadie por allí... Nadie, hasta el día en el que le vio a él.
Era primavera, finales, casi verano; hacia mucho calor, y por eso ella solía llevar ropa fresca, algo colorida, alegre, primaveral... sin embargo él... de colores oscuros, tan recatado, elegante, soberbio...
Muy distintos aparentemente, hasta que se cruzaron. Sí, digo hasta entonces, porque cuando dos personas se unen, por muy diferentes que sean; llegan a ser uno, y llegan a ser idénticos.

Ambos eran superiores a sus fuerzas... El chico que nunca repetía dos veces el mismo gesto; siempre tan altivo, tan sereno. La idea de dos mundos muy distintos. Alcanzaron límites, ambos conocieron lo inexplicable, ella le enseñó a querer siendo fuerte y él le enseñó a olvidar siendo más fuerte aún. Pasaron noches, días y semanas... hasta que él desapareció, nunca regresó.

La última noche que pasaron juntos fue en la playa, aquella a la que nadie iba. Él se despidió con la mano en su pecho, después de darle, el que ella no sabía que sería el primer y último beso.
Y fue entonces cuando ella le confesó que jamás había sentido aquello. Él negó, y dijo que sí lo había hecho, en sus sueños, en su mente. Ella no sabía bien de lo que hablaba, pero se sentía demasiado bien como para pensarlo y no le dio la más mínima importancia... hasta la mañana siguiente.
...Y porque él nunca repetía dos veces el mismo gesto, no la volvió a besar...




Foto Málaga 2006.


¿¿(TO BE CONTINUED)??

Ahora y siempre.


Ven, ven junto a mí... llevaba tiempo esperándote. He estado esperando ansiosa este momento... me lo imaginé, mil veces lo soñé, y despierta yo lo imaginaba. Me imaginaba en tus brazos, siendo tuya, con tus manos enredadas en mi pelo, me agarrabas la cintura, me dibujabas en la espalda... Veía como acariciabas mi cuerpo, lentamente... y mordías mis labios, mientras suavemente me besabas. Mientras, me mirabas. Mirabas con miedo en los ojos, ese miedo con duda por saber si lo estabas haciendo bien. Y ahora ese momento ha llegado. Estoy delante de ti, otra vez, como en mis sueños, al menos esta vez de verdad. 
Me dejo en tus manos, ahora, y para siempre. Me dejo ser sólo tuya. Ser sólo tuya, ahora y siempre.

-¡GOOOOOL!
+Papáaaaaa, que estaba durmiendo... 

Y creo que, otra vez, es de verdad sólo para mí.

jueves, 7 de junio de 2012

Un segundo más...

Sólo quédate un instante más, que yo muero si tú no estás.
Los días pasan rápido si tú te vas; ahora más que antes.
Ahora más que nunca; ¡tú eres dueño de mi locura!... 
Disfrutemos de la puesta, que ésta vista es sólo nuestra.
Bailemos al compás, rompamos la rutina, para darnos más.
Mientras sigas, yo seguiré. No me cansaré, de tu lado no me iré.
Y, es que acaso, ¿piensas que no soy lo suficiente?.
Pues ven, ven y te demostraré lo que de verdad es ser fuerte.
Juntos podemos retar a la muerte, siempre y cuando no despierte.
Jugaremos a estorbar y ver quién es el que más puede, ahora dime;
¿quieres?. Si no te apuntas, eres tú el que más pierde...

miércoles, 6 de junio de 2012

Y eso es todo lo que quiero.

No sé lo que escribo, y no escribo lo que sé;
sólo sé que lloro, y aún no sé el por qué...
Nada importa; y nada hace falta saber,
siempre y cuando me quieras sin querer.
Si yo dijese lo que siento, no diría la verdad.
Si yo expresase mis sentimientos,
mentiría, sin ser consciente de la realidad.
Que mi único sueño es tenerte, y no despertar,
porque cada vez que pienso, me pongo mal, y más.
Deja de lado los principios y hazlo sin consentimiento,
porque sabes que el orgullo no te llevará a ningún final.

domingo, 3 de junio de 2012

We'll be together all that we can be.

Me pierdo a mí misma en el intento de encontrarte. A pesar de que quiero alejarme, no consigo concentrarme, no puedo dejarte, ni tampoco olvidarte. Yo sólo deseo escaparme, pero me es inevitable...
Y no veo el momento en el que se acaban estas noches de sufrimiento. Y poder besarnos, hasta quedarnos sin aliento... Y desgarrarnos hasta que duela, pero morir sabiendo, que a tu lado fue la prueba del intento...