jueves, 13 de diciembre de 2012

Chocolate con limón.

Lágrimas de fuego cayendo sobre su pecho, 
una abrumadora niebla, que le hacía soñar despierto.
Gritaba en silencio. Gritaba su nombre. Gritaba de miedo.
Era invierno. Un invierno vibrante, chocante y a la vez ligero.
Se percibían a lo lejos sollozos de animal martirizado.
"¡Chocolate con limón!", gritó. Chocolate calcinado.
Recordó esa frase que bramaba por su cabeza...
Se acordó de ella. De ella y de su gran frase.
"Nada es tan dulce como el chocolate, ni tan agrio como el limón".
Se acordó. Por fin, sabía que había salida, que no todo era sombrío.
Nada es tan malo como se cree, ni tan bonito como irradia.

JK.♥

No hay palabra, no hay razón ni sentimiento,
nada que pueda compararse con tu fuego.
Sólo una sonrisa y se detiene el tiempo,
sólo con mirarte, ya sé lo que es elíseo.
Quizá no sepa amarte, no puedo negarlo,
pero sabes que es así y sin ti, sería mi fin.
No hay cordura, no hay pretexto ni excusa, 
nada que pueda compararse con tu locura.
Sólo un beso tuyo, y se me rompe el hielo,
sólo con acaricarte, ya sé lo que es el miedo.
Quizá no sea lo mejor, no puedo negarlo,
pero te puedo asegurar que eres a quien amo.

domingo, 26 de agosto de 2012

Llegó y es lo que cuenta.

"Cómo puedes saber que es él" me preguntaban, "cómo piensas en un futuro con él si apenas lleváis nada" decían... Las malas lenguas, siempre hablan, pero el amor... el amor, queridos, todo lo calla. Y el amor llega, y cuando llega, sabes perfecta y exactamente que es amor y no hay nada más tras él; la transparencia lo cubre, lo hiela todo. Porque, amigos míos, cuando hay amor, hay ilusión, esperanza, alegría... y sí, es con él con quien quiero compartir mi vida.





"Cómo os conocisteis" reclamaban, "cuándo y dónde" ansiosos por saber, gritaban... Qué más da si se nota la alegría que resalta. Lo que importa es que de una vez y por todas está ahí, tímido... y reservado... y atento... llegó, en el peor y mejor de los momentos... tan silencioso, tan oportuno... llegó, sólo llegó y es lo que cuenta.


Os podría contar su arte, podría definiros su sonrisa, hablaros de su tímida pose o de su andar sereno. Podría contaros mil historias sobre su cuerpo o incluso pasarme mil noches conversando sobre su pelo... pero no, no lo haré, simple y sencillamente porque él no es descriptible, él es inaudible... inalcanzable... intocable. Puedo definirle sí, mas mentiría al hablar pues tanta belleza, señores, externa como interna a la vez, no es merecedora de ensuciarse con meras palabras.


jueves, 5 de julio de 2012

Si supieras...


Lo que callas con palabras me lo dice tu mirada. Frágil y miedosa, dulcemente amarga... esa mirada tuya; tan herida. Que no hay más luz en mí que la que desvanece lentamente de tus ojos, que no hay mayor ruido para mí que aquel que fabrican tus sonidos, que la única brisa que trae el viento y a mí me fabrica una leve sonrisa es la de un "te quiero", pero un te quiero sólo tuyo. Tuyo y de nadie más. 

La noche está estrellada, y la luna, iluminada, brilla, haciendo reflejo en mi almohada...Pero yo, yo aquí tumbada, sola e inspirada. Sin nadie que quiera que le cante ni escriba, sin nadie a quien empujar contra las esquinas. Nadie que quiera desprender fuego ni luchar contra el viento. Sola, sola y sin nadie que quiera enloquecer a mi lado. Nadie  que me cuide y proteja, nadie que me escuche y atienda...nadie que simplemente sólo a mí me quiera. Estoy sola, sola y cómo no... pensando en ti, pensando en mí... echándote de menos, mientras tú, tú ni siquiera te enteras. Y es que sueño de noche, pero duermo de día... mas pienso en ti a cada instante, no puedo dejar de buscarte... mi cabeza te ve y perece, está que arde... 

Pero ahí está el problema, que sólo yo pienso en ti así. Tú nunca me verás como algo más, y eso es lo que más rabia me da. Impotencia, impotencia y rabia a la vez; al saber que me importas más que nada y yo, yo a ti no te importo para nada. Pero sólo dale tiempo al tiempo, y tu recuerdo se lo habrá llevado el viento. Que aunque es muy fuerte esto que siento, llegará alguien que borre todos estos recuerdos... y yo reiré al acordarme de aquellos intentos. Intentos tristes y, a la vez sedientos...

Pero mientras tanto, ¿cómo borrar este sentimiento que me está dejando sin aliento?. ¿Y si no quiero borrar tu recuerdo?... ¡Miento! Quiero y no puedo, pero es que ni siquiera lo intento... Me viene desde aquí dentro y no puedo hacerlo, le temo, me da miedo. Quisiera que supieras, quisiera contarte lo que siento... mas lo intento, no hay manera.

Miente, sonríe y asiente.

Al menos finge; finge solamente hoy y sonríe.
Hazlo. Sonríe al verme.
Acércate y susúrrame, susurra que me quieres,
aunque no lo sientas,
dime sólo por hoy que al menos lo intentas.
Róbame besos y caricias y gemidos.
Grita mi nombre hasta quedar herido.
Miente, sonríe y asiente.
Déjame por hoy que sea yo la que te lleve.
No temas, ni me tengas miedo,
que ésta noche ambos iremos al cielo.

viernes, 22 de junio de 2012

Je t'aime, tu sais.

Je t'aime quand tu pleures, et quand tu ris.
Je t'aimais hier, et je t'aime aujourd'hui.
Je t'aimerais dans le pire et dans l'horreur.
Je t'aimerais jusqu'au dernier souffle de mon coeur.
Tu sais bien que je déteste les choses à moitié,
viens dans mon lit pour finir, pour me faire oublier.
On sera ensemble, on sera les deux, toi et moi, un seul.
Je te promets de cacher le passé, et effacer, les éteules.
Mes yeux te diront ce que mes mots n'osent pas t'expliquer.
Ma vie sera tienne, et la tienne sera de deux...

Cruel gota. Dulce espina.

Nunca fuimos nada, y sin embargo, siempre seremos todo.
Un escalofrío recorre todo mi cuerpo, la cálida gota que marchita mi vida. La gota que hiela, y congela. No sé si deba hacerlo. Duele... y me obsesiono, y lloro; sin apenas notarlo. La misma gota. Retumba. Se escapa. Vuelve, me persigue. No puedo. Ya no más. Pero, sin embargo sonrío, o lo intento al menos. Río, mas lloro por dentro. Finjo, pero se me cuelan los sollozos. Se marcharon hasta mis pensamientos; ni hablar siquiera de aquellos sentimientos... Vuelve aquel perfume. Olores familiares. Mejor morir a seguir así viviendo. Del recuerdo. Mejor dejar de latir o no sentir. Sentir un corazón en mi pecho. Pienso, ya ni siquiera vienen los recuerdos. Lloro, y ya no tengo nada dentro. Se llevó la poca razón que me quedaba. Desde mis adentros, grito, no oyes nada. Te canto, te sigues alejando. Yo ya no puedo hacer más nada. Nada más tengo para darte. Escápate. Cruel gota. Cruel al marchitar la bella flor. Al intentar quitar esa sonrisa que matabas. Brillar para conseguir la armonía. Cruel gota, vagas por ahí... vete, vete sólo si quieres irte. Y si te vas, recuerda no volver. Jamás. Cruel gota enlazada con viejas espinas, me consumes. Me aniquilas desde dentro. El más profundo viento que resopla. Lo destrozas. ¡Cruel gota!. ¿No elegías irte?. Pues vete. No regreses. Cruel gota, no sabes cómo dueles. Dulce espina. Te clavas en mi vida, me acostumbro y te vas. ¿A qué viniste?. ¿Venías a hacer sangrar el dolor que me estremecía?. Lo conseguiste. Arruinaste la leve esperanza que aún quedaba. Pues mejor. Ya no me haces ninguna falta...

miércoles, 20 de junio de 2012

Give me the last dance.

-No llorarás más, pequeña, ya no, porque aquí estoy yo.
+Creí que... pensé que... No sabría que vendrías... Yo...
-Shhh, tranquila, mírame, aquí estoy, ya no me iré. No te dejaré.

¿Te atreves?. Llega, ahora. Tic tac. Mi tiempo se acaba. Ven ya.
Vamos, yo sé que tengo el carácter muy fuerte, que soy muy difícil a veces. Sé que no hay quien me entienda; que tengo la altanería muy alta, y el orgullo por las nubes; sé que me pongo nerviosa por cualquier cosa. Sé que soy muy impaciente, tanto que no me aguanto ni yo misma; sí, soy muy insoportable a ratos, casi siempre... sé que soy muy egocéntrica, tanto que me importa una mierda el mundo, todo el mundo, excepto tú... también sé que estoy muy loca, y cuando mi locura se contagia de tus sonrisas, me vuelvo más loca aún, sí, seguro que parezco idiota, que lo soy, pero seguro que lo parezco aún más. Sé que me desquicio fácilmente, sobre todo cuando algo no me sale bien; y por otro lado, desquicio a la gente, sí, también lo sé. Sé... sé... sé muchas cosas, muchas, demasiadas. Ah sí, también sé que me haces falta.
Sé que tengo muchos defectos, más defectos que virtudes, yo lo sé. Sé que no tengo nada que ofrecerte, que mi corazón ya lo tienes; que mi vida no vale nada, a no ser que tú la llenes; que mis labios no son especiales, a no ser que tú los beses; que mi mirada no luce alegría, a no ser que tú me mires; que mi cuerpo no es el mejor para perderse, a no ser que quieras que sea tuyo. Entonces, será tuyo, pero ven. Al menos, si te atreves, ofréceme un último baile, una última velada, tú y yo solos, en mi almohada, aquella que tanto sabe, que tanto calla. Ofréceme un último roce, tu boca y la mía, un último beso, el último beso. Pero ven.

+Prométeme que no te irás, que no me dejarás. Promételo, y que sea verdad.
-Te lo juro.
+¿Siempre, siempre?
-Si siempre significa que ahora y mientras dure, entonces, siempre.
+No había querido tanto, nunca antes.
-Yo no había querido a nadie que me quisiera tanto...
+Por eso te quiero más que nadie.

jueves, 14 de junio de 2012

All around the world.


Me niego a ser una muñequita de porcelana; de esas que no hablan, ni pelean con palabras. Me niego a ser una piedra más, un obstáculo del camino de la vida; pues el obstáculo me lo tienen que poner a mí, soy yo la que tiene que aprender a ser fuerte, aprender a retar a la muerte, venciendo, y, por supuesto, siempre por encima de lo inerte. Me niego a ser una de aquellas figuras que maneja el destino a su antojo. Me niego a que cuando todo acabe yo no haya sido nadie. Me niego rotundamente. No, yo no seré una de esas, no voy a ser una más, ni pienso serlo ahora, ni al final. Si tengo que ser otra, yo seré la otra. Aquella otra, la definitiva, la que se queda, la que pelea, y la que más ganas tiene; sí, seré esa otra a la que no podáis contagiar, ni siquiera observar; seré aquella por la que debáis temer, aquella a la que no querréis perder...
¡Yo soy aquella a la que buscabas en las noches de tormenta, tu princesa de las hadas!... Yo soy la chica a la que siempre mirabas, la que desde las esquinas, te observaba; escondida, desconfiada... y a la que tú sonreías, ¡sin darte apenas cuenta del daño que hacías!. Y sí, soy aquella, la misma tonta de siempre, que ahora ha cambiado, ha vuelto con más ganas, más fuerzas, más valor, y mayor confianza... Soy la misma de la que tú pasabas... Aquella que lloraba cada noche, y se quejaba a su almohada porque tú la rechazabas... Pero ahora, ahora eso ha cambiado, ahora aquella ya no es la misma estúpida. Aquella dejó las lágrimas y el dolor, aquella ya pasó a mejor vida. Ahora llega la indiferencia, para obedecer al destino, a lo que ya está escrito. Aquella ha pasado a ser dueña de los mitos. Ahora es dueña de sí misma, ya no es rehén de nadie, ni menos de un corazón que ni siente, ni padece. Ya no es rehén de nadie que no le pertenece. No es rehén de nadie que condene su ternura, de nadie que no sepa valorar lo que es el amor y la locura. Ahora sonríe y es más fuerte. Ahora no se queja, sólo vigila, y, sigilosamente asiente. Ahora ha pasado al estoicismo, ha pasado a aprender a pasar del egoísmo. Nada la podrá detener, ahora más que nunca, no se va a dejar vencer. Ahora más que nunca, es la que tiene el poder. Sólo ella se puede retener. Ya no cree las mentiras de la gente, ya pasa de toda esa sociedad sin mente... Porque la razón la ha llevado a ser aún más valiente, ahora todos admirarán la verdadera imagen de alguien que ha aprendido la base de ser fuerte.

martes, 12 de junio de 2012

Ser tu sueño.

Cuando despierte, quizá tú ya no estés,
tal vez te hayas ido, para no volver...
O, incluso puede que nunca hayas llegado; no lo sé.
Tan sólo sé que no quiero despertar.
Ni quiero, ni puedo, ni tampoco debo...
Pero, no quiero, no para seguir soñando,
sino... ¡para que tú seas mi sueño!.

domingo, 10 de junio de 2012

Peu importe le monde, je t'aimerai jusqu'au fond.

Noviembre de 1988, París. (Veinte años después de Mayo del 68). Allí estaban, en la ciudad del lujo, de la pasión, de la exclusividad, de la moda, de la luz, de la noche, de la fama... del amor. El tímido viento resoplaba dándose lugar a una cálida brisa que a puertas del Sena, se asemejaba al paraíso, ¡aquello era el paraíso!. Nicole no podía dejar de imaginar lo que había sucedido meses atrás, en verano, cuando ella aún era inocente, apenas una niña. Pero, como dicen por ahí, para pasar de un extremo a otro, sólo es necesario un paso, sólo una acción y pum, ya estás en otra dimensión. Como del amor al odio, y de lo puro a lo impreciso; como del día a la noche.
Nicole pasó aquel verano fuera de casa, era el primero. Nunca antes había viajado -pese que era su pasión-; con 18 años recién cumplidos tomó rumbo hacia lo desconocido. Ni siquiera se imaginaba lo que iba a pasar.
Y allí estaba ahora, tras todos esos sentimientos ocultos que vivió... que vivieron los dos. Estaba sola, esta vez ella sola, reviviéndolos de nuevo.

Parce que quand il y a de l'amour, quoiqu'il quitte, toujours ça reviens.
Il lui disait toujours de ne l'oublier jamais dans ses jours, c'est ça ce qu'elle fait, elle reviens pour lui parler, pour lui dire au revoir, mon amour, je t'aimerai jusqu'au toujours.
C'était Paris son premier séjour, c'était là-bas où elle a connu l'amour... C'était son premier voyage, c'était inoubliable, á la fois marveilleux que condamnable... Ses jours finissent et elle lui parle, la vie passe... Et elle désespère pour amour inexplicable.

You won't need me.

Sólo pido que si te olvido, no pienses que te olvidé.
Sólo piensa que acepté que no te iba a tener.
Sólo pido que si te olvido, no me olvides.
Sólo pido que si me olvido, vengas a traerme del olvido.
Sólo dime ven y yo me iré contigo.

Lo dejaré ir, te olvidaré para volver a reír.
Creeré que tú nunca me llegarás a sentir,
para así convencerme, y marchar de aquí.
Quizá no deba, pero lo haré por ti.

Broken heart.

A ella le gustaba oír las hojas caer mientras los pájaros cantaban, brotando de árbol en árbol en los jardines de la urbanización. Le gustaba mirar a la gente, mientras la vida pasaba y ella esperaba a nadie sabe qué o a quién. Le gustaban las cosas sencillas, corrientes, no se complicaba demasiado, la verdad. Lo hacía todo muy normal, tranquilo, no aburrido, sin más, tranquilo. Se daba una vuelta por la urbanización todas las tardes, sobre las 8 de la tarde, cuando el sol estaba cayendo y no había nadie por allí... Nadie, hasta el día en el que le vio a él.
Era primavera, finales, casi verano; hacia mucho calor, y por eso ella solía llevar ropa fresca, algo colorida, alegre, primaveral... sin embargo él... de colores oscuros, tan recatado, elegante, soberbio...
Muy distintos aparentemente, hasta que se cruzaron. Sí, digo hasta entonces, porque cuando dos personas se unen, por muy diferentes que sean; llegan a ser uno, y llegan a ser idénticos.

Ambos eran superiores a sus fuerzas... El chico que nunca repetía dos veces el mismo gesto; siempre tan altivo, tan sereno. La idea de dos mundos muy distintos. Alcanzaron límites, ambos conocieron lo inexplicable, ella le enseñó a querer siendo fuerte y él le enseñó a olvidar siendo más fuerte aún. Pasaron noches, días y semanas... hasta que él desapareció, nunca regresó.

La última noche que pasaron juntos fue en la playa, aquella a la que nadie iba. Él se despidió con la mano en su pecho, después de darle, el que ella no sabía que sería el primer y último beso.
Y fue entonces cuando ella le confesó que jamás había sentido aquello. Él negó, y dijo que sí lo había hecho, en sus sueños, en su mente. Ella no sabía bien de lo que hablaba, pero se sentía demasiado bien como para pensarlo y no le dio la más mínima importancia... hasta la mañana siguiente.
...Y porque él nunca repetía dos veces el mismo gesto, no la volvió a besar...




Foto Málaga 2006.


¿¿(TO BE CONTINUED)??

Ahora y siempre.


Ven, ven junto a mí... llevaba tiempo esperándote. He estado esperando ansiosa este momento... me lo imaginé, mil veces lo soñé, y despierta yo lo imaginaba. Me imaginaba en tus brazos, siendo tuya, con tus manos enredadas en mi pelo, me agarrabas la cintura, me dibujabas en la espalda... Veía como acariciabas mi cuerpo, lentamente... y mordías mis labios, mientras suavemente me besabas. Mientras, me mirabas. Mirabas con miedo en los ojos, ese miedo con duda por saber si lo estabas haciendo bien. Y ahora ese momento ha llegado. Estoy delante de ti, otra vez, como en mis sueños, al menos esta vez de verdad. 
Me dejo en tus manos, ahora, y para siempre. Me dejo ser sólo tuya. Ser sólo tuya, ahora y siempre.

-¡GOOOOOL!
+Papáaaaaa, que estaba durmiendo... 

Y creo que, otra vez, es de verdad sólo para mí.

jueves, 7 de junio de 2012

Un segundo más...

Sólo quédate un instante más, que yo muero si tú no estás.
Los días pasan rápido si tú te vas; ahora más que antes.
Ahora más que nunca; ¡tú eres dueño de mi locura!... 
Disfrutemos de la puesta, que ésta vista es sólo nuestra.
Bailemos al compás, rompamos la rutina, para darnos más.
Mientras sigas, yo seguiré. No me cansaré, de tu lado no me iré.
Y, es que acaso, ¿piensas que no soy lo suficiente?.
Pues ven, ven y te demostraré lo que de verdad es ser fuerte.
Juntos podemos retar a la muerte, siempre y cuando no despierte.
Jugaremos a estorbar y ver quién es el que más puede, ahora dime;
¿quieres?. Si no te apuntas, eres tú el que más pierde...

miércoles, 6 de junio de 2012

Y eso es todo lo que quiero.

No sé lo que escribo, y no escribo lo que sé;
sólo sé que lloro, y aún no sé el por qué...
Nada importa; y nada hace falta saber,
siempre y cuando me quieras sin querer.
Si yo dijese lo que siento, no diría la verdad.
Si yo expresase mis sentimientos,
mentiría, sin ser consciente de la realidad.
Que mi único sueño es tenerte, y no despertar,
porque cada vez que pienso, me pongo mal, y más.
Deja de lado los principios y hazlo sin consentimiento,
porque sabes que el orgullo no te llevará a ningún final.

domingo, 3 de junio de 2012

We'll be together all that we can be.

Me pierdo a mí misma en el intento de encontrarte. A pesar de que quiero alejarme, no consigo concentrarme, no puedo dejarte, ni tampoco olvidarte. Yo sólo deseo escaparme, pero me es inevitable...
Y no veo el momento en el que se acaban estas noches de sufrimiento. Y poder besarnos, hasta quedarnos sin aliento... Y desgarrarnos hasta que duela, pero morir sabiendo, que a tu lado fue la prueba del intento...

martes, 29 de mayo de 2012

No again.

Lloraría más, pero creo que ya no me queda nada. Lo perdí todo por el camino, y ahora, ahora ya no me queda nada. Ni lágrimas, ni dolor, ni nada. Ya no me queda nada. Cuando vuelva, o cuando me vaya; cuando regrese o escape, tal vez recupere algo, tal vez tenga de nuevo lo que quería, mi propia vida. Y puede que incluso ya no me halle tan acorralada y tan perdida. Y ojalá mi libertad tenga de nuevo lo que se merecía.

lunes, 28 de mayo de 2012

No dejo de pensar...

¿Cómo no pensar, si cuando no quiero pensar, no dejo de pensar, y es que no lo puedo evitar, mi mente no te puede olvidar?... Y aunque me quiera engañar, en el fondo yo sé que no te quiero olvidar, pero, ¿para qué luchar, sabiendo ya que no hay ninguna posibilidad de ganar?. Sería una pérdida de tiempo total... Y yo ya no quiero pensar, ya no voy a arriesgar, no me voy a ilusionar... pues no creo que lo pueda aguantar.

viernes, 25 de mayo de 2012

Rompe el ritmo.

Rompe esta rutina, el ritmo, las normas... Rómpelo todo; y dame más. Dame lo imposible. Dámelo todo, de verdad.
Que aunque no tenga mucho que ofrecerte, yo sé que a mi lado sonreirás. Que aunque no lo sepa exactamente, puedes verlo en mis ojos al brillar. Que aunque sea lentamente, necesito una señal. No entiendo cómo no te das cuenta, cómo no ves mi realidad. Que con cada palabra y cada gesto, despiertas en mí no sólo eso, sino más.
Si cuando te busco, no te encuentro, por ti voy a trasnochar. Que haría lo que hiciera falta por verte una noche entre mis sábanas.
Y tú, tú no te das cuenta de nada... Ni ves que se me parte el alma, ni que tu mirada poco a poco me mata.

jueves, 24 de mayo de 2012

Love can't turn around...

Rabia, fuego, pasión, misterio, ilusión, caricias, y locura.
No pido más. Sólo eso, porque el resto me da igual. Huracanes, tornados o mareas... ¡que sea lo que Dios quiera!. Ya todo da igual. Nada importa, mientras sea a tu vera. Sólo contigo, sólo eso es lo que pido...
¿Ves las gotas que se observan en la flor?. Pues eso, mi vida; eso es amor... mi amor, que se está yendo, sigue cayendo... se va con cada lágrima que tú provocas.
Déjame, déjalo. Ya se irá, si no lo quieres, ya se cansará... Pero tú quédate, quédate o llévame... pero haz algo para que él ya no regrese. No quiero verle.
Una vez más, supongo, porque esta vez no aseguro, sólo supongo, todo cambiará. Y... ¡espero que ya no duela tanto, la verdad!...

Límites desconocidos.

Aquí estoy de nuevo, pensando, recordando... Tengo que alejarme de todo, alejarme de una vez. Irme para olvidar. No sé cómo hacerlo. No sé si quiero hacerlo... pero, yo sé que así ya no puedo continuar... No puedo más.
Necesito algo, necesito fuerza. Te necesito a ti... Estoy alcanzando límites total y absolutamente desconocidos. Jamás. Jamás hubiese imaginado que algún día llegaría a sentirme así como me siento ahora. Jamás pensé que esto me iría a pasar. Si me lo hubiesen dicho, hubiese perjurado que mentían. Hubiese asegurado que yo no soy de esas personas que se rinden tan fácilmente. Hubiese creído en mí, hubiese confiado y reconfiado en mi intuición. Hubiese puesto la mano en el fuego mil veces si hubiesen sido necesarias en que yo jamás sentiría algo así. Hubiese afirmado que no me quemaría. Que yo nunca pasaría por algo así y que sería una mentira. Nunca lo hice. Nunca lo pensé. Y aquí estoy ahora.

(FOTO DE BENIDORM 2012, MARZO).

La diferencia está en la elegancia.

Cuando oigo hablar a toda esa gente, cuando dicen y aseguran que son diferentes, y no, no lo son. Es más, son peores que las masas, sí, peores; porque las modas pasan y se renuevan. Pero, ellos no, ellos siguen constantemente siendo la misma basura. Porque, al fin de cuentas, todos comemos de la misma mierda. La misma mierda siempre, aunque sea con diferente cuantía.

Vais de modernos, de guays, de inteligentes, de atrevidos, de diferentes, de especiales, de sugerentes, de pasotas e indiferentes... y, no, no sois ni más ni menos gentuza que otros delincuentes.

Siempre se ha juzgado a los que no son como el resto de la gente, se juzga sólo por ser un tanto diferente.

sábado, 19 de mayo de 2012

La azotea de tu ático.

Quiero subir a la azotea de tu ático. Quiero tomar el sol en lo más alto, tomarlo en tus brazos. Quiero gritar desde arriba, gritar tu nombre, gritarlo sin temer. Quiero que me susurres al oído, que me digas que aquí estás, que aquí sigues, y que no te irás. Quiero que me prometas que no lo harás, prometerlo y que sea verdad. Quiero que me mires, me mires y me observes.  Quiero que niegues, que me niegues, negar que sientes algo, negarlo, y que sea mentira. 




Y que la única verdad sea que aquí sigues, que aquí seguirás. Aquí arriba, en lo más alto. Y que me quieras a tu lado, que me quieras sin más. Que quieras que yo esté contigo en lo más alto de la cima.

miércoles, 16 de mayo de 2012

Duele.

Cuando te acostumbras al dolor, ya no existe más dolor. Al menos eso dicen, al menos eso me han contado, eso es lo que me han enseñado. Duele. Quieras que no, duele. Siento... siento una sensación extraña. Es muy extraña. Es una sensación jamás vivida. Y lo bueno de todo, es qué no sé ni por qué. No sé ni por qué, ni cuándo, ni cómo, ni dónde. No sé nada. Sólo sé que duele. Duele mucho.
Hay algo en mí, que quiere hacerme sonreír. Pero, es que, también hay algo, es otro algo, que tal vez quiera verme sufrir. Y no lo entiendo. No. Yo ya no entiendo nada. Ni nada sé. Sólo duele. Duele mucho. Y no sé por qué duele tanto. No lo entiendo. No lo sé.

martes, 15 de mayo de 2012

Pobre niña.

Me gusta oír el agua caer, y ver como las gotas lo empapan todo de ilusión. Me pierdo en mi propia mente... ¿cómo lo ves?. Tan grande es la esperanza, y tan poca es mi confianza. Quisiera decirte... quisiera contarte... poder enseñarte... quisiera que supieras... ¡ay! Pero, pobre niña. Triste ilusa. Pequeña, que jamás llegará a nada. No sueñes más. Mientras sigas soñando, te seguirás destrozando. Destrozando por dentro. Venga no pienses más, no lo pienses más. No quieras más, no sueñes. Si no sueñas, tal vez algún día, quizás alguna vez, de alguna forma podrás... de algún modo llegarás. Todos están en tu contra, nadie te apoya. ¿Cómo saber cuál es el sentido de seguir?, ¿cómo saber el camino?. No lo veo claro. Nada está claro. Todo está negro, negro, y oscuro. Demasiado oscuro.

lunes, 14 de mayo de 2012

Ya no existe el tiempo.

A tu lado pierdo la noción del tiempo. A tu lado pierdo la existencia, mi inocencia, la conciencia y resistencia.
Porque, ¿qué importará el tiempo?, ¿qué más darán las horas, los minutos y segundos juntos, si al fin de cuentas no dejo ni un instante de pensar en ti?.
Miro aquel viejo reloj de pared de los 70, mientras espero, pero ¿qué espero?, ¿te espero a ti, que sé que ya nunca más vendrás?, ¿espero una llamada, que nunca más será enviada?, ¿espero que mi mente te deje, te olvide, y se aleje, ya definitivamente?, o quizá, ¿espero irme, no regresar, irme a ver el tiempo pasar, irme mirar las olas chocar, irme lejos a pensar, o irme lejos, lejos de aquí sin más?.





Pescadilla que se muerde la cola.

Cada paso hacia delante es un retroceso hacia atrás. Cada día que avanzo, al siguiente, pierdo lo avanzado, y voy peor.
Es una pescadilla que se muerde la cola a cada segundo. Es un límite inalcanzable que gira y gira y no para jamás. Si me derrumbo hoy, mañana ya me habré levantado, pero pasado estaré abajo otra vez. Y así, indefinidamente... Y así, pasan y pasan los días... Es un círculo que no acaba, es un círculo que no para. Y estoy atrapada en él. Estoy atrapada y no puedo salir, puedo, pero no sé cómo hacerlo. O tal vez sí lo sé, pero no quiero salir, no quiero dejarte ir. Es una historia detrás de otra, pero siempre es la misma historia. La vida se repite constantemente, y yo, me repito con ella. Me caigo, me levanto, sigo soñando y me vuelvo a caer, me vuelvo a levantar para soñar y caigo de nuevo... Y tal vez cuando quiera volver al mundo real, cuando quiera despertar, ya no haya más realidad.

Esperanza.


La esperanza es el último lodo que bebemos del fondo de la amarga copa... 


Mi último suspiro tendrá esperanza,
 mi último pensamiento tendrá ilusión,
 mi último aliento, mi última sonrisa,
y mi último deseo tendrán fe.


Época olvidada. Época equivocada.

Hablo de aquella época, aquella época de la que nos escapamos... Me refiero a la misma en la que muchos deberíamos estar, y no estamos.
Creo que este no es mi sitio. Sé que este no es mi lugar. Creo que aquí no encajo. Sé que aquí no encajo. Toda esta multitud, toda esta gente sin referente, ellos no van conmigo, no son mi estilo.

Aún no he conseguido encontrar a nadie que sepa de lo que hablo. Todavía no sé de nadie que diga que me entienda, pero, que de verdad lo haga. Y todo porque en esta época en la que estoy, a nadie le importa qué piensas o cómo te sientes. Nadie te pregunta por tus sentimientos realmente, y los pocos que lo hacen, lo hacen por cumplir. Todos creen ser víctimas de mentiras, todos piensan que sufren, todos se engañan sin motivos aparentes. Pero nadie, nadie sabe lo que realmente es sufrir, pues en esta época ya no se puede hablar de un real sufrimiento.




Antes se vivía mejor, de eso no hay duda.

domingo, 13 de mayo de 2012

I'm yours.

Fui tuya. Soy tuya. Seré tuya.

Te juro que siempre lo he sido, en mis sueños, en tu mundo. Y yo sé que lo seré, porque siempre lo he sido. Siempre lo he sido y siempre lo seré, yo lo sé.
Cuando el viento nos acompañe, el sol nos sonría y la luna nos cante; seré tuya.
Cuando la noche fría me lleve a tu cama, seré tuya. Y cuando tú quieras venir a la mía, yo siempre, siempre seguiré siendo tuya. Única y solamente...



                                                                                                                                ... siempre tuya.

miércoles, 9 de mayo de 2012

One more time.


¿Desde cuándo a mí me gustan los planes?
¿Desde cuándo a mí me importa la gente?
¿Desde cuándo hago lo que el resto del mundo hace?
¿Cuándo empezó todo, y por qué ahora vuelve a cambiar?

martes, 1 de mayo de 2012

Falsas tentaciones.

Si no lo haces, que sea por ti, no por mí. Hazlo o no lo hagas; pero, por favor, sólo te pido que no lo intentes, por favor, solamente no me tientes, no lo pienses. Si no sabes cómo decirlo, dímelo por escrito, que así al menos quedará constancia de lo dicho...

viernes, 27 de abril de 2012

Bésame y ya está.

Cuando me miras, y yo te sonrío, así como no he sonreído nunca.
Cuando te miro y pienso, "me gustas... y... te quiero".
Cuando callas, pero parlas con la mirada, yo me quedo sin habla.
Cuando lloras, y no es por mí, luego soy yo la que te hace reír.
Cuando gritas, y no es mi nombre, soy yo la que acude a ti.
Porque sólo tú tienes ese poder que me hace enloquecer.

Abrázame sin más.

Hoy en el metro me pareció verte. Mi subconsciencia otra vez, que quiere ver a lo que quiere. Lo siento, lo he vuelto a hacer, he vuelto a pensar, yo sé que está mal, pero he vuelto a pensar. Nos he imaginado, a nosotros, los dos juntos... en los inmensos parques de Madrid, cuando todo está tranquilo, anocheciendo, y la gente pasea, cuando es plena primavera, hay ruido de los coches que pasan, pero entre tú y yo; el silencio. Un abrumador, inquietante, y a la vez relajante silencio. Pero tú no lo escuches, sin más, no pienses, sólo abrázame y ya.

martes, 24 de abril de 2012

Te espero.

Espero y espero, y no sé qué espero.
A veces espero todo, y otras, nada espero.
Espero esperarte, y espero que vengas.
Que vengas espero, y no esperar quiero.






Esa melodía me suena familiar.

Camina, camina despacio, acércate, acércate y ven, pero hazlo muy lento, lentamente; siéntate, siéntate junto a mí, aquí a mi lado, y escucha atentamente... escucha con atención... y, ahora dime...¿oyes aquel ruido que viene de allá?... esa melodía... me suena familiar... ¡Ah ya! Seguro. Seguro que es ese motor que hay en mí, que esta vez ha puesto las nuevas ilusiones en ti...

sábado, 21 de abril de 2012

Fuego en mí.

¿Lo sientes? ¿Lo oyes? ¿Lo ves? Eres tú. Es el fuego que arde en mi interior. Es la llama que avivas día a día con caricias. Es la pasión que contamina. La brisa que baila. Suéltalo. Acércate. Y mírame. Párate un instante y dedícate a observarme. ¿Lo has sentido ya? Soy yo.

Miedo en mí.

Miedo. Siento miedo. No miedo aparente, sino miedo para el futuro. Siento miedo por mirarte, por mirarte y enamorarme. Siento miedo por lo que he vivido. Miedo por mi pasado; y temor por mi presente. Temo enloquecerme sabiendo que no podré tenerte. Siento miedo, está vez sí, esta vez sí que siento miedo. Tal vez no deba, pero no puedo evitarlo, siento miedo por querer ocultarlo... pero siento miedo, miedo por ti.

miércoles, 18 de abril de 2012

Infinity dream. ∞

Llévame al infinito, llévame al paraíso, al fin del mundo si hace falta, pero llévame contigo... Llévame contigo a dónde quieras, mas ven y hazlo ya.

lunes, 16 de abril de 2012

Disfrutar tan sólo un instante.

Compararlo con las mañanas de los sábados, al levantarte, al levantarte y ver el sol naciente entrar por los pequeños agujeritos que hay en las persianas. Compararlo con ese instante, especial, único e irrepetible, en el que desearías parar el tiempo, coger ese segundo y enmarcarlo en tu vida, para siempre; pero, sin lo que viene después, solo ese instante en el que ves tu sonrisa reflejada en la ventanilla del coche, al cruzar el puerto, al mirar al mar, al ver las olas chocar o tal vez al ver la lluvia caer, o quizá en el espejo de alguna oficina del centro de la ciudad, o puede ser en el espejo de esa tienda de souvenirs... pero eso no importa, no, eso no, sólo importa lo que hay más allá. Importas tú mismo y tus propios sentimientos. Y ya después va todo el resto, ya después viene el mundo, pero por supuesto, todo bajo a tus pies.

sábado, 7 de abril de 2012

Nada excepto tú.



Nada. No hay nada. Miras a un lado, nada. Miras al otro, nada. No hay nada. Nada excepto tú.
...En el centro de la imagen... En el punto muerto de tu sueño... En la cálida luz del despertar...

Ojos de fuego y corazón de hielo.

Porque son mis ojos los que avivan la llama, son ellos los que derriten poco a poco tu corazón de hielo.
Porque son mis manos las que calientan tu rostro al atardecer, son ellas las que tocan tu pecho en la noche.
Porque es mi voz la que te canta, es ella la que provoca esa picaresca mirada. 
Porque es mi pelo el que te enreda, es él quien no te deja dormir por un ligero cosquilleo. 
Porque son mis labios los que más deseas, son ellos los causantes de tu delirio.
Porque es mi cuerpo el que te roza, es él quien despierta en ti un terrible placer...





lunes, 2 de abril de 2012

Triste balón pinchado.

Te veo ahí. Solo. Mirándome. No sé qué decirte.
¡Ay! Pobre balón... lo usaron, lo aplastaron y lo tiraron...
Como el juguete nuevo, pero roto, de un niño pequeño;
así me siento yo, así se siente él... ¡mi pobre corazón!
Como un triste balón pinchado... que un día amó,
pero ellos jugaron, lo usaron, lo aplastaron...
Y... finalmente; ¡lo tiraron!

lunes, 26 de marzo de 2012

El amor no es cordura.

-¿Por qué cuando no creo en el amor me tiene tanto cariño, y cuando creo en él nada me parece real y todo sale mal?
+Porque el amor no es cordura, ni saber estar... ni tampoco nada racional.
-Y...¿entonces qué es?
+ El amor es aquel cosquilleo que se siente cuando le miras, o aquella sonrisa débil, frágil e inocente que aparece en tu rostro al verle a él sonreír.
-No quiero quererle...
+Pero lo haces.
-Es que creo que tampoco quiero dejar de hacerlo, porque el amor es como un juego perdido, no vale la pena luchar contra él porque siempre habrá un "game over".

domingo, 25 de marzo de 2012

Tú serás mi satanás en las noches tinieblas.

Amar y ser amada mas nada más me hace falta.


Y ojalá volvamos a pasear, a jugar; por los parques, las aceras...
Jugar y pasear... ¡cómo cuando éramos pequeños!
Está vez sería bajo las nubes de Bourdeaux,
cantaríamos, bailaríamos... ¡bajo una manto de estrellas!
Es que todo esto es pasado, fue futuro y será presente.
Yo quiero que tú seas ni satanás en las tinieblas,
quererte y no dejar de hacerlo, pero... ¡no estés ausente!
Guíame, ámame, tómame, mas... no derrames mis lagrimas.

Bourdeaux 2006, fotografía tomada, aunque parezca de postal.

viernes, 23 de marzo de 2012

Y que tu olor a café me despierte cada mañana...

Y que tu olor a café me despierte cada mañana...

Quiero despertar, y que lo primero que observe sean tus manos, frágiles y blancas; acariciando mi pelo, despertar con la luz de tu mirada; y que tu sonrisa blanca me llene el alma por las mañanas.
Quiero despertares apagados, pero vivos, despertares fríos, pero intensos, nublados... ¡pero felices!
Y es que tan solo quiero despertar sabiendo que eres tú quien se anoche durmió conmigo.

...Y que al anochecer seas tú con quien yo tenga mi más potente placer... Y que cada mañana me despiertes con el desayuno preparado esperándome en la cama.


Gracias a BLACK MAIDEN 28 y su olor a café, dulcemente amargo. Gran escritora y mejor persona.

viernes, 2 de marzo de 2012

Menos 30 bajo cero.

La temperatura de mi cuerpo poco a poco, baja.
Me hielo. Me caigo y congelo. No aguanto la frialdad.
Pero, es que en realidad no me muero de frío, sino que,
son tus miradas las que de verdad me matan...
...Y tu corazón de hielo, ¡al que nunca podré llegar!.



jueves, 1 de marzo de 2012

Tu momento llegará cuando menos lo esperes.

Esta es tu ocasión, vamos no te rindas ahora, sé que puedes, siempre has podido. No me dejes aquí, sabes que te necesito para sobrevivir, al igual que tú a mí. Pero no lo hagas ahora, ahora no, no lo hagas. Quédate, o al menos espérame y llévame contigo, pero no te vayas sin mí. Ahora es tu turno, sal ahí y hazlo por mí, vamos brilla como solo tú y yo sabemos, eres fuerte, por muy débil que parezcas, yo sé que eres fuerte. Siempre has sido fuerte. Sí, siempre lo has sido. Y por eso estás hoy aquí. Pero por favor, no lo dejes ahora, no te rindas, ya casi hemos llegado a la meta, falta poco. Este es tu gran momento, Nicole, no lo desaproveches y sigue hacia delante. 


Venga, no has hecho todo esto para ahora tener que rendirte. Has trabajado duro y estás aquí. Demuéstrales a todos quien eres realmente.

miércoles, 29 de febrero de 2012

Dale al pause y sonríe.

Yo quiero que mi universo tenga un botón, sí; un botón para hacer una ligera pausa; un descanso para repostar y en seguida reanudar.


¿Sabéis que más quiero? Quiero ver al universo con otros ojos, no quiero verlo tal y como me parece, o como en realidad es, no; yo quiero verlo de una manera desigual, poder estrujarlo con abrazos de entusiasmo. Quiero que ese universo mío tenga envidia de mi gesto, que se detenga a mirarme, a mirarme y a pensar que cómo lo hago, que cómo lo mantengo, que se pregunte por mí, y por mi necio placer.